Reino Vegetal



REINO VEGETAL



El reino Plantae comprende aquellos organismos eucariontes, inmóviles y autótrofos a los que se llama plantas. De acuerdo con una acepción de la Real Academia Española, una planta es un “ser orgánico que crece y vive, pero no muda de lugar por impulso voluntario”.

El número de plantas en la Tierra es extensísimo, pues no sólo abarca aquellas que vemos a simple vista, sino también formas muy pequeñas. Constituyen un elemento imprescindible de la vida pues generan el oxígeno que otros organismos necesitan y son productoras primarias en casi todos los ecosistemas.

La ciencia que estudia las plantas es la Botánica.


Clasificación

La clasificación del reino vegetal se puede concretar debido a distintos factores, estos son:

Según su taxonomía se pueden clasificar mediante la presencia o no de los vasos circulatorios.


  • Vasculares: Se denominan también plantas cormofitas y son las plantas que contienen verdaderas raíces, tallo y hojas. La raíz, además de sujetar la planta, succiona los nutrientes del suelo o sirve de reserva de alimentos.

  • No vasculares: Las plantas no vasculares carecen de los tubos internos o
    vasos que conducen el agua y los minerales o nutrientes a través de toda la planta.


Se pueden clasificar por la presencia o no de las raíces, tallos u hojas. Entre ellas se encuentran las briofitas que no poseen las características ya descritas y dependen netamente del agua para su supervivencia. Por otra parte, se encuentra el resto del reino vegetal o cormofitas que si poseen dichas características.



Según la presencia o no de flores, se encuentran:
  • Sin flores o criptógamas: Los helechos viven en zonas de mucha humedad, y se reproducen mediante diminutas esporas. Los musgos viven en sitios húmedos y sombríos. También se reproducen por esporas. Las algas son plantas acuáticas, que viven tanto en agua dulce como en agua salada. Las algas no tienen tallo, ni raíces, por eso algunos científicos no las incluyen en el reino de las plantas. 


  • Con flores o fanerógamas: Las flores sirven para la reproducción de las plantas. La mayoría de las plantas, como el peral o el manzano, tienen flores, y todas ellas se reproducen por semillas. Las flores de estas plantas tienen una parte masculina y otra parte femenina. También tienen flores otras plantas, como el pino, el abeto o el ciprés. Las flores de estas plantas también intervienen en la reproducción, pero no son todas iguales: hay flores masculinas y flores femeninas separadas. La mayoría de las flores terminan originando un fruto en cuyo interior están las semillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario