domingo, 16 de julio de 2017



En el ámbito de la biología, reino representa cada una de las grandes subdivisiones taxonómicas en las que se clasifican los seres vivos respecto a su parentesco evolutivo. Los reinos tradicionales han sido Animalia, Plantae, Fungi, Protista y Monera, clasificados más por sus apariencias y su facilidad de estudio que por su verdadera relación evolutiva. Sin embargo, en la actualidad dicha clasificación está siendo redefinida. Por un lado, debido a que el reino Protista es una clasificación parafilética, donde algunos de sus filos tienen tantas diferencias entre sí como estos con Animalia, Plantae o Fungi. Mientras que por otro, debido a que Monera es una clasificación polifilética que incluye los dominios Archaea y Eubacteria, en la que además, el dominio Archaea está ligeramente más relacionado con Eukarya que con Eubacteria.



En la actualidad, reino es el segundo nivel de clasificación por debajo del dominio y por encima de filo. ​La ortografía y pronunciación, al igual que el resto de grupos taxonómicos, es latina.

Ante la falta de consenso, es una clasificación taxonómica que aún no se utiliza para la catalogación de procariotas (Archaea y Bacteria), utilizándose, en general, únicamente la agrupación en dominios. Este esquema fue propuesto por Woese en 1977 al notar las grandes diferencias que a nivel de la genética ribosómica presentan arqueas y bacterias, a pesar de que ambos grupos están compuestos por organismos con células procariotas. El resto de los reinos comprende los organismos compuestos por células eucariotas, esto es, animales, plantas, hongos y protistas. El reino protista comprende una colección de organismos, en su mayoría unicelulares, antes clasificados como «protozoos», «algas» de ciertos tipos y mohos mucilaginosos